democracia • 30 AÑOS

2008 - Fútbol de oro en Beijing

Argentina defiende el título conseguido en Atenas con un equipo dirigido por Sergio Batista y con Lionel Messi y Juan Román Riquelme como máximas figuras. El gol de Angel Di María en la final contra Nigeria desata el festejo.

Franco Nicolás Genez y Fermín Meda // Lunes 28 de octubre de 2013 | 17:37

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El plantel argentino con el oro en Beijing. Messi, el mejor futbolista del mundo, siempre cerca de su amigo Agüero.

El 23 de agosto de 2008, en el Estadio Nacional de Pekin, China, se gestaba lo que era la segunda medalla de oro en Juegos Olímpicos para el fútbol argentino. Ya que cuatro años atrás, en Atenas, también la había logrado.

 

El debut fue ante Costa de Marfil y terminó siendo victoria del seleccionado albiceleste por 2 a 1 con goles de Lionel Messi y Lautaro Acosta, que marcó en los minutos finales.

 

La noticia del gran inicio argentino, y la consolidación de la sociedad Messi-Riquelme, fue trascendental en los medios. Portales de internet y diarios se encargaban de remarcar las palabras dichas por el “10”; “Es fácil jugar con Messi. Por suerte lo tenemos con nosotros. Siempre dije que él le saca ventaja al resto y tenemos la suerte que sea argentino”.

 

Para el segundo choque del grupo, Argentina debió enfrentar a Australia y, con el gol de Ezequiel Lavezzi, se quedó con los tres puntos al vencer por 1 a 0. Además, aseguró su clasificación. Para cerrar la primera fase, el equipo argentino tuvo que medirse con Serbia. Fue 2 a 0 con tantos de Lavezzi y Diego Buonanotte. La siguiente ronda esperaba a la Argentina como candidato principal a quedarse con el título.

 

Internacionalmente se reconcía el poder argentino. “Los sudamericanos juegan como un equipo. Messi y Riquelme se compenetran a la perfección, una sociedad que destila goles, y Javier Mascherano junto con Fernando Gago han echado el cerrojo al centro del campo. Contienen y facilitan la creación al mismo tiempo. Arriba, Lavezzi es garantía de gol y Sergio Agüero espera para estrenar su cuenta”, analizó Terra Colombia.

 

En los cuartos de final el rival fue Holanda. Los europèos exigieron al máximo al combinado comandado por “Checho” Batista y lo llevaron a jugar tiempo suplementario. Pese al cansancio y el calor que se imponía en el suelo asiático, apareció Ángel Di María para romper el empate en uno (el gol anterior lo había convertido Messi). Dándole a la selección el pasaje a semifinales.

 

El encuentro que podía asegurarle una medalla al fútbol albiceleste fue ante Brasil. El clásico rival de toda la vida. Finalmente, el partido estuvo más que accesible. Ni el argentino más optimista podía llegar a pensar, en la previa, que la superioridad en lo futbolístico, y en el resultado, iba a ser tan grande.

 

Fue goleada 3 a 0, con dos de Agüero y uno de Riquelme, de penal.

 

El escollo que parecía más complicado, quedaba en el camino; la presea dorada estaba cerca de alcanzarse.

 

Bajo un calor agobiante, y ante la mirada de más de 89 mil espectadores, jugaron Argentina y Nigeria en lo que, sin dudas, fue el cotejo más complicado del campeón olímpico. Rememorando la final perdida en Atlanta 1996 ante el mismo rival.

 

Nuevamente Ángel Di María anotaba un gol decisivo. Esta vez, la víctima fue el arquero nigeriano Ambrose Vanzekin, que vio cómo el balón pasaba por encima de su cabeza y se metía, lentamente, en su arco.

 

El diario Crónica, en el anuncio del oro argentino, también se refirió a aquella final perdida en Estados Unidos: “La revancha fue nuestra: Argentina bicampeón olímpico. Con el gol de Ángel Di María, a los 12 minutos del segundo tiempo, el seleccionado argentino se impuso por 1 a 0 a Nigeria y tuvo doble festejo en Beijing 2008: revancha de Atlanta '96 y defensa del título obtenido en Atenas 2004. Quinta medalla en los JJ.OO. Segunda de oro”.

 

El plantel campeón estuvo compuesto por Oscar Ustari, Sergio Romero, Nicolás Navarro; Ezequiel Garay, Luciano Monzón, Pablo Zabaleta, Federico Fazio, Nicolás Burdisso, Nicolás Pareja; Éver Banega, Diego Buonanotte, Ángel Di María, Fernando Gago, Javier Mascherano, Juan Román Riquelme, José Sosa; Sergio Agüero, Lionel Messi, Lautaro Acosta y Ezequiel Lavezzi.

 

La alegría, al igual que en 2004, era argentina. De acá a la China.

 

Grandes selecciones olímpicas


Las otras medallas

 

Mucho más que un oro

 

El Ángel del triunfo

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

El triunfo por 3-0 sobre Brasil en las semifinales.

Notas relacionadas

Facebook

Twitter