democracia • 30 AÑOS

2007 - La sexta Copa de Boca

El equipo dirigido por Miguel Ángel Russo se consagra campeón de la Libertadores con un juego que evoluciona a lo largo del torneo a partir del talento inagotable de un Juan Román Riquelme brillante. "La Copa es una novia que uno quiere y no te da bolilla", cuenta el entrenador.

Damián Ferrero // Lunes 28 de octubre de 2013 | 14:29

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El plantel de Boca con la Copa Libertadores, la sexta en la historia del club. (Télam)

El 22 de junio de 2007, Boca regresó a Buenos Aires con su sexta Copa Libertadores. El equipo venció al Gremio brasileño y se coronó campeón de América. En el partido disputado en la Bombonera el 13 de junio de 2007, Boca se impuso por 3-0 sobre el conjunto brasileño con goles de Rodrigo Palacio, Juan Román Riquelme y Pablo Ledesma. El Diario Olé aseguró que Boca goleó a Gremio “por los destellos de un gran Riquelme y por el sudor de todos”. Con la consagración casi asegurada, viajó a Porto Alegre para la revancha y salió triunfante también de allí. Fue 2-0 para el equipo argentino, con dos goles de su máxima figura, Juan Román Riquelme. El Diario As de España, resaltó que “la superioridad demostrada por el conjunto argentino sobre el brasileño fue culpa de Riquelme, rey Midas de la final”. Mientras que Marca, otro diario español, remarcó que Riquelme “dictó los ritmos del juego que le daban la gana”.

 

El 5-0 global es, aún hoy, la mayor ventaja obtenida en una final de Copa Libertadores.

 

Sin embargo, el camino a la final no fue tan sencillo, como marca el apabullante resultado de los partidos frente a Gremio. Boca integró el Grupo 7 junto a Toluca (México), Cienciano (Perú) y Bolívar (Bolivia) y superó esa fase por apenas un punto, ocupando el segundo lugar. Debutó el 14 de febrero en la ciudad de La Paz frente a Bolivar e igualó sin goles. El primer día de marzo recibió a Cienciano y ganó apenas 1-0. Quince días más tarde viajó a Toluca y perdió 2-0. A los mexicanos los recibió una semana más tarde y venció por 3-0. Visitó Cusco el 14 de abril y cayó por 3-0 frente a Cienciano. El grupo lo cerró con una goleada por 7-0 en la Bombonera a Bolivar. Fueron 10 puntos en total, apenas uno más que el Cienciano, y se clasificó segundo a los octavos de final, escoltando al Toluca, que fue primero con 12 unidades.

 

En octavos de final se cruzó con Vélez. En la Bombonera ganó por 3-0 con goles de Martín Palermo, Juan Román Riquelme y Clemente Rodríguez. En Liniers perdió por 3-1, pero el gol olímpico de Riquelme le dio el pasaje a cuartos de final. El diario Olé publicó: “El Xeneize jugó casi una hora con diez por la expulsión de Ledesma, pero sacó pecho en Liniers y se metió en los cuartos de la Copa, con una actuación increíble de Caranta”.

 

Allí debió enfrentar a Libertad de Paraguay. También arrancó la serie de local y empató 1-1 con gol de Martín Palermo, luego de ir perdiendo. En Asunción, Riquelme tuvo otra actuación descollante y Boca superó al equipo paraguayo con un gol suyo y otro de Rodrigo Palacio. “Román, querido como no va a estar contigo La 12 si cada vez hacés las cosas mejor. El partido estaba chivo en el segundo tiempo y el 0 a 0 conducía sin escalas al horno. Román no podía hacer pie por una molestia, pero agarró la pelota, corrió muy decidido y sacó un derechazo divino. Después, casi debajo del arco, Palacio aumentó”, resumió Olé, el 24 de mayo de 2007, después del triunfo Xeneize.

 

En las semifinales enfrentó a Deportivo Cúcuta de Colombia. La ida fue en la ciudad colombiana y el conjunto cafetero ganó por 3-1, luego de que Boca se pusiera en ventaja en el primer tiempo con gol de Pablo Ledesma. En la Bombonera, bajo una densa neblina, Boca mostró su chapa y dio vuelta el resultado sin atenuantes: “Ganó 3-0 y pasó a la final. Abrió el marcador Riquelme, con un tiro libre magistral. Y después, ya en el segundo tiempo, Palermo y Battaglia hicieron delirar a toda la Bombonera”, escribió el diario Olé, el día siguiente del partido.

 

Mauricio Caranta; Hugo Ibarra, Daniel Díaz, Claudio Morel Rodríguez, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Ever Banega, Neri Cardozo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo fueron los 11 jugadores que golearon a Gremio en la final.

 

“La Copa es como la novia que uno siempre quiere y no te da bolilla”, declaró Miguel Ángel Russo después de la historia ya conocida de la final que le entregó a Boca su sexta y, hasta el momento, última Copa Libertadores. Y además agregó: “Es un logro muy importante, especialmente en un lugar como Boca, donde uno ve los nombres que la han ganado antes y se llena de orgullo. Sé que esto obliga a muchas cosas más”. Miguelito ya pensaba en diciembre, en el Mundial de Clubes y en el Milan italiano.

 

 

La Vendetta Rossonera


Con mi pantalón amarillo

 

Cata Díaz: me verán volver

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

La revancha en Porto Alegre donde Riquelme anotó un gol ante Gremio y que selló el título.

Notas relacionadas

Facebook

Twitter