Cultura • Luego de más de 20 años cerrada

La confitería del Molino vuelve por una noche

El histórico edificio, que se encuentra en proceso de restauración, abrirá sus puertas con motivo de la Noche de los Museos.

Delfino y G. Sottoli // Sábado 10 de noviembre de 2018 | 19:21

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto

Cerrada hace 21 años, la Confitería del Molino, ubicada sobre la avenida Rivadavia y Callao, abrirá sus puertas para los visitantes que quieran conocer su historia y disfrutar de la arquitectura estilo Art Nouveau. Instalada desde 1905 en el edificio de 6900 m2 construido por el arquitecto ítalo-argentino Francisco Gianotti, el inmueble fue reinaugurado en 1916 en conmemoración del Centenario de la Independencia, oficialmente como Confitería del Molino. "Grandes políticos y personalidades de la cultura pasaron por la Confitería”, dijo Daniel Filmus, presidente de la Comisión Bicameral Administradora del Edificio del Molino. Fue elegida como favorita por Carlos Gardel, a quien se le atribuye el nombre del postre característico del lugar, "Leguisamo" -en honor a su amigo Irineo Leguisamo-; también por el novelista Roberto Arlt y el poeta Amado Nervo.  

 

En 2014 se sancionó la Ley Nº 27009, que declaró el inmueble "de utilidad pública por su valor histórico y cultural”

     

La confitería fue declarada en 1997 Monumento Histórico Nacional. En  2014, por medio de la sanción de la Ley Nº 27009, se declaró el inmueble "de utilidad pública por su valor histórico y cultural", siendo expropiado y transferido en 2017 al Congreso de la Nación. La Ley estableció que la planta baja y el subsuelo deberán funcionar como una confitería o una panadería cuyas ganancias serán destinadas al mantenimiento y la gestión del edificio. Mónica Capano, restauradora y asesora de la Comisión Bicameral de Administración del Edificio del Molino, dijo: "Si bien la confitería se va a recrear como era, no vamos a dejar de mostrar el paso del tiempo".

 

Las visitas al edificio durante la Noche de los Museos serán programadas en pequeños grupos, con una duración de media hora cada una. Habrá una muestra fotográfica en la que se exhibirán las primeras imágenes del lugar, acompañadas por el mobiliario original que incluye vajillas y recetarios originales de 1908. Otro de los atractivos serán sus característicos vitrales, que fueron restaurados luego de un arduo proceso manual a cargo de artesanos especializados. “El equipo, que ya lleva 70 días de trabajo, incluye 30 personas entre arquitectos y especialistas”, concluyó Capano. 

     

.

.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter