Cultura • De Memphis, al mundo

Alma de rockabilly

Un repaso por el legado de Elvis Presley: cómo su música innovó un estilo que sigue vigente en la actualidad y en qué medida su influencia marcó a artistas posteriores, tanto en América como en Europa.

F. Osa, F. Santos y L. Maidana // Viernes 16 de noviembre de 2018 | 13:33

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Elvis es y será recordado como el Rey del rock.

Ícono del rock en los '50, Elvis dejó una huella imborrable en la música, desde su particular formas de bailar, hasta sus canciones. Pero lo más destacado de su figura es, según el libro “Rockabilly:  historia, cultura, artistas y álbumes fundamentales”, de Manuel Lopez Boy, es que fue uno de los primeros en crear subgéneros dentro del rock. junto a músicos como Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Buddy Holly y los Hermanos Burnette, quienes sofisticaron el género hasta llevarlo a otro nivel.

 

El rockabilly es una mezcla de influencias. Sus orígenes se remontan en géneros populares blancos , como el country, el country western o el hillbilly, y debe su delicada posición social al blues, el gospel y el rythm & blues  hecho por los afroamericanos, con los que compartían escuelas e iglesias. En cuanto a la instrumentación, la base del género se compone de una guitarra, una batería y el slap del contrabajo, que ofrece una importante función rítmica, así como la voz solista que suele imitar efectos de eco, reverberación y hic ups.

 

Lo que marcó este tipo de música es que surge durante la Gran Depresión de los Estados Unidos. Su estilo acompañó especialmente al país desde los '60 hasta los '80, cuando los norteamericanos sufrieron varios conflictos nacionales e internacionales, desde guerras hasta problemas raciales. El ritmo era el reclamo de la gente que encontraba allí una representación de forma de ser y encarar la vida. Actualmente el rockabilly se sigue escuchando, y todos los años se hacen festivales como el High Rockabilly Festival, que se celebra en Calafell (Tarragona, España).

 

El género pareció ir desapareciendo poco a poco a fines de los '50. La masiva llegada de grupos vocales y edulcorados ídolos para adolescentes incomodaron al rock, y a eso se sumaron las tragedias que atravesaron varios astros del rockabilly. La hospitalización de Perkins, el retiro por matrimonio de Wanda Jackson y Janis Martin, las muertes de Eddie Cochran, Buddy Holly, Ritchie Valens, The Big Booper, Johnny Burnette y Gene Vincent, la encarcelación de Chuck Berry, la locura de Little Richard y los problemas con el alcohol de Bill Haley, llevaron a una situciación de crisis.

 

Sin embargo, cuando todo parecía perdido, el Rey lo hizo resurgir con sus apariciones musicales en películas. En Europa se mantuvo gracias a muchos aficionados en Inglaterra, Francia y Alemania que nunca olvidaron a sus ídolos del otro lado del Atlántico. El peso del estilo creado por Elvis se extiendió hasta el siglo XXI, incluyendo a bandas europeas como Don Cavalli and The Twotimers y Al Willis and The Wingsters, los Brewsters, Spode o Dee, Tenesse Boys Meandevils, y a algunas centroamericanas como Los Cuchillos y Soul Anthems.

 

Para el periodista especializado en rock Sergio Marchi, "Elvis fue el mejor intérprete del rock and roll, con un estilo negro que derivaba de lo que se llama el rebbon and blues; Elvis fue el mejor intérprete de ese género”.

 

Cada tanto aparece alguien que hace un rockabilly, pero es un género que tiene que ver mucho con los años '50. Elvis es mucho más que un cantante de rockabilly. Fue un cantante total que pasó por muchísimos estilos, una figura icónica que tenía carisma, una voz privilegiada y una buena imagen para su tiempo. Ese carisma es algo que viene de nacimiento. Podés llegar a impostarlo o perfeccionarlo, pero eso es lo que también queda en el inconsciente colectivo y lo que te transforma en ícono”, sostiene Marchi.

 

El mayor aporte de Elvis a la música tiene que ver con su voz, con el modo con que fraseaba el rebbon and blues. El aporte que él hace es una nueva forma de cantar rock and roll”, opina el periodista, para quien "Elvis no tiene reemplazo, así como Los Beatles tampoco". Agrega: "Cuando se muere, en 1977, había muchísima oferta de otras cosas, entonces no se buscaba al próximo Elvis. Sí se buscaba alguien que tuviera su éxito, Elvis no podía ser reemplazado”, destaca el periodista.

 

Por esa misma razón no hay sucesores de Elvis", explica, y concluye: "No hay un tipo que lleve la antorcha de Elvis. Podríamos hablar de Tom Jones porque fue un cantante muy prolífico que en sus últimos años experimentó bastante. Pero era inglés y respondía a esa idiosincrasia, mientras que Elvis era, esencialmente, un norteamericano”.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter