Cultura • Más de medio siglo de vigencia

Crónica de un éxito mundial

Elvis Presley interpretó por primera vez "I can't help falling in love" hace 57 años. El tiempo la convirtió en una de sus canciones más emblemáticas; de hecho, sigue rompiendo récords de reproducciones en plataformas digitales hasta hoy.

M. Sutera @MeliSutera y T. Coquet @TeCoquet // Viernes 02 de noviembre de 2018 | 16:21

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Presley cerró todos sus conciertos con este single hasta poco tiempo antes de fallecer, en 1977.

Con más de 154 millones de reproducciones en plataformas digitales como Spotify, Soundcloud o Apple Music, y una nominación como "Single de Platino" certificado por la Recording Industry Asociation of America (RIAA), "I can't help falling in love" ("No puedo evitar enamorarme") se consagró como la canción más emblemática de Elvis Presley.

 

El single fue compuesto por George David Weiss, Hugo Peretti y Luigi Creatore, producido por la discográfica RCA Victor, grabado en Radio Recorders, e interpretado por Elvis el 23 de marzo de 1961 para la banda sonora de la película "Blue Hawaii". Está inspirada en la composición clásica francesa "Plaisir d'amour", de Jean Paul Égide Martini.

 

"I can't help falling in love" es un tema pop melódico que permaneció entre los más escuchados a lo largo de 14 semanas consecutivas. Superó el millón de ventas en menos de un año y ocupó el primer puesto durante más de cuarenta días en la tabla del Easy Listening. Además, fue la canción de Presley que más covers inspiró.

 

Pese a que la canción no fue propia de Presley, el cantante le puso una marca personal cambiando algunos versos y llevándola a la fama. Hasta la última década del siglo XX, la canción podía escucharse únicamente en discos de vinilo. Con el paso de los años y gracias al avance de la tecnología, se fue adaptando a las distintas plataformas digitales musicales y ya en 2013 el videoclip oficial se subió a Internet.

 

 

       El disco vinilo era rojo porque todos los temas se relacionaban con el amor

 

La letra está relacionada con el romanticismo y explica en tres minutos qué se siente estar enamorado. Presley utilizó metáforas y juegos de palabras que refieren a la intensidad que se da cuando una persona ama a otra y no puede esperar para concretar una relación o un encuentro. Presley refresca la idea de que el amor es impredecible e inevitable y sobre todo de que, una vez que llega, no hay forma de escapar.

 

En consecuencia, la canción generó mucha empatía tanto entre jóvenes y adolescentes como en adultos, dado que todos alguna vez experimentaron una situación similar. A fin de cuentas, según muchos psicólogos el enamoramiento es un estado muchas veces transitorio y, a su vez, inevitable en la vida de las personas.

 

No obstante, según el productor musical Gastón Marino, el tema estuvo pensado para generar impacto y también fue diseñado en un contexto en el que la sociedad se sentía atraída por los hits románticos. Sin embargo, la productora nunca imaginó números tan altos. Teniendo en cuenta el momento de la historia musical en el que "I can't help falling in love" llega a su máxima popularidad, Marino explica que no es un detalle menor recordar que Presley lanzó esta canción en el punto álgido de su carrera, cuando ya varios especialistas lo tildaban como "El rey del rock". En efecto, y tras un éxito innegable, Presley cerró todos sus conciertos en vivo con este single hasta poco tiempo antes de fallecer de un infarto agudo de miocardio en 1977, cuando tenía 42 años.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter