Cultura • ENTREVISTA

"Hay Elvis para todos los estados de ánimo"

John Mc Inerny tiene nombre y apellido de origen irlandés, pero nació y vive en La Plata, donde estudió arquitectura, profesión que ejerce actualmente. Pero también es cantante de la banda Elvis Vive, que se dedica a interpretar temas del Rey del Rock, a quien interpretó en la película "El último Elvis".

A.Rodríguez, J.Giménez y P. González Iturralde // Viernes 07 de diciembre de 2018 | 10:28

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Fue un transgresor no sólo con la música, sino con la ropa y con su postura", afirma el cantante.

-¿Cómo conociste a Elvis?
-Lo descubrí por mi viejo, que tenía un montón de vinilos de música americana, y lo escucho desde que tengo memoria. Toda la música que le gustaba a mi papá es la que me gusta a mi ahora. Se ha vuelto un fanatismo, pero no un fanatismo ciego: admiro su forma de cantar, pero no soy un fundamentalista.

 

-¿En qué momentos de tu vida estuvo presente su figura?
-Elvis está permanentemente, no hay día que no escuche sus canciones. Escucho otros estilos también, me gusta el jazz y el blues, pero Elvis está siempre, es alguien que me acompaña día a día.

 

-¿Te considerás un imitador?
-Yo no imito a Elvis, yo soy yo, que subo al escenario, no hago una imitación vocal ni corporal. Nunca fue mi intención, ni lo hago. Creo que eso se lo dejo a personas que tengan más talento. Yo voy a la música y la hago a mi manera. No creo ni por casualidad tener la voz de Elvis. Hago mi homenaje y ahí queda, no soy un clon. No me interesa ser imitador, porque si quiero escucharlo pongo un disco y listo.

 

-¿Qué es lo que más disfrutás cuando subís al escenario?
-Hacer música, que la gente responda, se emocione, cierre los ojos y se transporte a algún lugar. Esas cosas a mi me parecen fantásticas, se crea un ambiente mágico.

 

-¿Adónde logró transportarte Elvis
-La música depende mucho del estado de ánimo. Si vos estás triste por alguna cuestión y escuchás un tema de Elvis con letra oscura, con la voz de él y toda su magia, te ayuda a llevar ese momento. Si estás contento y ponés un buen rock and roll, te pones más contento. Hay Elvis para todos los estados de ánimo.

 

-¿Creés que en Argentina Elvis ha dejado un legado?
-El hecho de la aparición de internet hace que gente joven se acerque por distintas razones a Elvis, todos tienen accesos a algo que antes no existía. Este país no le ha dado entrada a Elvis. Hoy en día cualquier tema pegadizo lo pasan por la tele, por la radio, por todos lados, y lo terminás cantando.

 

-¿Por qué no fue posible su entrada a la Argentina?
-Tenés que tener en cuenta que Elvis salió en 1954. Los Beatles, por ejemplo, que eran cuatro chicos prolijos de Inglaterra, sí entraron. Pero Elvis era un tipo que era americano, tenía letras con doble sentido y se movía de una forma muy sexual. De ninguna manera entró ni iba a entrar.

 

-¿Tuviste la oportunidad de ir a la casa de Elvis?
-Fui muchas veces . La primera vez fue en 1983, cuando yo estaba en el colegio. Y fui como actor, además de como fanático.

 

-¿Cómo fue esa primera vez?
-Su muerte era muy reciente y estaba todo tal cual él lo había dejado, no es lo que es hoy, algo impresionante, como un Disney pero de Elvis. La primera vez fue lo mejor. Fue muy emocionante,  escuchar sus discos en La Plata y de repente llegar a Memphis fue algo único.

 

-¿Lloraste?
-Sí, por supuesto, como un descosido. Y si no te gusta y vas,  también llorás porque Elvis tiene con qué atraparte. Cuando hacés el tour, vas recorriendo toda su vida hasta llegar a su lápida. Él está enterrado en su casa, y si no llorás te vas con un nudo en la garganta, es inevitable.

 

-¿Cómo recordás el momento de la muerte de Elvis?
-Lo recuerdo con un hecho puntual porque mi viejo empezó a poner discos suyos, me acuerdo perfectamente. No lo viví como algo trágico.

 

-¿Por qué creés que fue un artista trascendental?
-Memphis era un centro donde llegaban los barcos con africanos, entonces empezaron a cantar sus penurias y de ahí salió el blues. Elvis era de una familia muy pobre, y todos sus movimientos y como sentía la música eran parte de lo que él había vivido, él es consecuencia de lo que vivió de joven, pasó todo. Fue un transgresor no sólo con la música, sino con la ropa y con su postura, por eso Elvis fue grande.

 

-¿Creés que en un futuro puede existir un heredero real?
-No, no creo. Solo creo que hasta los 80 había música buena, después en los 90 se fue todo al carajo. No creo que haya heredero de ninguno de los grandes músicos que surgieron entre estas décadas.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter