Cultura • ENTREVISTA

"El teatro te abre la cabeza"

Un crimen, un sospechoso, un supuesto culpable y millones de dudas. "Detalles de autor", de Pablo Oliaro, vuelve con una temporada de cuatro únicas funciones en el Teatro El Ojo, dirigida y protagonizada por Patricia Sánchez, todos los sábados de septiembre a las 18.  

Sol Bonato @solbonato // Viernes 14 de septiembre de 2018 | 17:57

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Detalles de autor" se reestrena con dirección de Patricia Sánchez. 

La obra también cuenta con una impecable actuación de Sánchez que, con tintes de comedia, se aleja de un policial estrictamente dramático. "En este contexto es muy difícil hacer teatro porque, en general, el público no asiste, mucho menos en tiempo de crisis. Pero que un grupo de personas se junte a presenciar los avatares de una historia, que salga un poco de su vida cotidiana y disfrute, piense, o simplemente se sensibilice, es muy bueno", afirma la directora y actriz.

 

-¿Cómo se eligió a los actores en el casting?

-No hicimos un casting porque con Pablo (Oliaro) trabajamos en conjunto. A los actores ya los conocíamos. De hecho, de los siete que somos en total, cinco fuimos compañeros de teatro y con algunos ya habíamos trabajado en otros proyectos. Además, dos de los integrantes del elenco son ex alumnos míos. Fue lindo porque pasé de docente a compañera. Se fue dando naturalmente a medida que se iba pensando la obra.

 

-¿Cómo es tu rol como directora y actriz?
-Ahora lo re disfruto, aunque en sus inicios no fue tan placentero. Es muy difícil estar de los dos lados, y esa era mi preocupación. Era un proceso medio angustiante para quien también actúa y se tiene que ubicar dentro del elenco. Creo que el rol del director tiene que ir más por la organización y con lo reflexivo;  en cambio, el actor tiene que ver con lo intuitivo, con poner el cuerpo, con lo sentimental. No fue fácil y llegué a pensar por qué me había metido en esto, pero a medida que fueron transcurriendo las funciones me fui sintiendo más cómoda.

 

 

-¿Y cómo es dirigirte?
-Raro porque fui construyendo el trabajo a partir de la respuesta del público. Las primeras funciones estaba muy insegura, pero las opiniones de mis compañeros acerca de mi trabajo me resultaron muy enriquecedorasAunque siempre hay alguna corrección que hacer, ellos están muy bien metidos en los personajes desde hace tiempo. Eso es lo que quiero resaltar: el buen manejo del grupo.

 

-¿Por qué decidieron reestrenar la obra con solamente cuatro funciones?
-Esta es la tercera presentación que hacemos, y tuvo que ver con la agradable respuesta del público. Tanto el teatro como nosotros dijimos de volver porque no queríamos que se diluya esta obra. Es una satisfacción volver a hacerla a pesar de los tiempos difíciles. Es complicada la convocatoria con la crisis que hay, pero tenemos que seguir presentándonos, con los riesgos que uno corre en ese aspecto. Es sólo los sábados de septiembre porque vamos ir viendo sobre la marcha cómo funciona, pero no quita que si hay buena respuesta no podamos seguir. Si hay que despedirse, lo haremos, pero queríamos volver a intentarlo.

 

-Hay una situación muy difícil económica y social. ¿Cómo se vive esa crisis en el teatro?
-En este momento, desde el poder se cree que la cultura es un accesorio para pocos, una idea totalmente errada. Con el elenco y el autor estamos convencidos de que no es así, y por eso volvemos. Además es la función de la cultura: presentar otra realidad. No hay que cesar en el deseo y el teatro te abre la cabeza, además de que es sumamente liberador y enriquecedor. 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter