Cultura • Más que música

Prohibido pasarla mal

Las bandas quieren ser conocidas y el público quiere un lugar para verlas tocar. Así nacieron los festivales independientes: accesibles, diversos y novedosos.

Brenda Schultz @brenschultz // Miércoles 02 de mayo de 2018 | 14:54

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Clima de fiesta en el Data Festival. (Foto: Tute Delacroix)

Las redes sociales democratizan la difusión y el acceso a la información. En el rubro de las bandas, algunas poco conocidas logran un alcance mayor al que tendrían con el tradicional boca en boca o el reparto de volantes a la salida de los recitales. Así, cada vez más grupos consiguen reconocimiento y amplían su número de seguidores. Los festivales de música independientes son, en parte, una propuesta ideal para difundir lo no tan masivo.

 

A contramano de megaeventos como el Lollapalooza o el Personal Fest, con entradas costosas y de difícil acceso para los artistas, “los encuentros surgen por pasión más que por fines económicos”, cuenta Ignacio Aranda, organizador del Festival Jalea.

 

Hay muchos artistas que encuentran en estos festivales el lugar ideal para dar a conocer lo que hacen frente a un público mucho mayor al que pueden convocar por sí mismos, además de contar con recursos que de otra forma no conseguirían, acá sin tantos condicionamientos”, agrega Aranda. 

 

 

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter