Cultura • Hasta febrero de 2018, en la Argentina

Arte a la mexicana

El Malba celebró la cultura azteca con la inauguración de la muestra "México Moderno". Cientos de personas se acercaron ayer al museo para disfrutar de la fiesta y poder ver la nueva exposición que se centra en el desarrollismo mexicano del siglo pasado.

Federico Dannemann @fede_dannemann // Viernes 03 de noviembre de 2017 | 21:42

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La gente se acercó al Malba para la inauguración.

La muestra pone el foco en cuestiones como el feminismo y la liberación corporal.

Repleto de gente estaba ayer el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) cuando se inauguró la muestra "México moderno: vanguardia y revolución". La exposición trajo 170 obras de más de 60 artistas que muestran el desarrollo del modernismo mexicano en las primeras décadas del siglo XX. Frida Kahlo, María Izquierdo, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros son algunos de los nombres que se pueden apreciar en la exhibición, que estará en el país hasta el 19 de febrero de 2018.

 

Una celebración tradicional

Aunque las puertas se empezaron a abrir recién a las 19, la fila para entrar al museo se venía armando desde temprano sobre Figueroa Alcorta y doblando por Jerónimo Salguero, con más de una cuadra de cola. Si bien la convocatoria era adentro, ya desde afuera comenzaba el recibimiento con una estatua de Frida Kahlo sentada al lado de la entrada para que los visitantes se sacaran fotos.

 

Además, con la inauguración dándose en el Día de Muertos, no podían faltar alusiones a la celebración: un altar con velas, flores y calaveras de colores decoraba el ingreso. También ahí, miembros del Malba repartieron papeles, alentando a los que se acercaban a que escribieran el nombre de un difunto amado y lo colgaran en las barandas de la rampa que lleva al museo.

 

 

 

Una vez adentro, el museo era una fiesta. Un DJ, bebidas y mucha gente vibrante en la recepción, mientras las pantallas anunciaban la muestra y adelantaban algunas de las obras. Aunque la mayoría se agolpaba ahí, la exposición arrancaba recién en el primer piso. Al subir, en la primera sala aparecía "Experiencias surrealistas", uno de los cuatro núcleos temáticos de la exposición, y ahí en el medio está una de las obras más convocantes: "Fulang-Chang y yo", de Kahlo. Si bien el autorretrato de la artista es icónico, lo más curioso de la pieza es el espejo que lo acompaña a la derecha, con el que la mexicana pretendía involucrar al espectador en la obra.

 

El modernismo como protagonista

La de Kahlo es solamente una de las muchas piezas renombradas que tiene la muestra. Victoria Giraudo, jefa de curaduría del Malba, le explicó a Diario Publicable cuál fue el criterio a la hora de armar la exhibición: "Creemos que estas son las obras más representativas del arte mexicano, más allá de los murales que son imposibles de traer. Este tipo de obras hacen un panorama de toda la ebullición cultural que tuvo México en los años 20, 30 y 40". El museo argentino no trabajo solo, sino que fue una colaboración con el Museo Nacional de Arte de México (Munal), que prestó dos curadores para el proyecto.

 


El concepto del modernismo que desarrollo México durante la primera mitad del siglo pasado es uno de los ejes centrales de la muestra, que pone el foco en cuestiones como el feminismo y la liberación corporal. "Hay un montón de mujeres liberadas, con todo el cambio de paradigma de la mujer en los años 20, las mujeres que se empiezan a cortar el pelo a la moda internacional", dijo Giraudo, y agregó que "hay un montón de características de esa liberación, que no es solo de las mujeres, sino también de los primeros gays, de los primeros hombres que salen del placard".

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter