Cultura • El oficio en una encrucijada

Los Premios Estímulo en tiempos de crisis

El reconocimiento de la escuela Tea y DeporTEA a periodistas menores de 35 años tuvo su 29ª edición en medio de un contexto laboral de incertidumbre y achicamiento empresarial. Los ganadores hablan sobre la estatuilla, las perspectivas del oficio y la importancia de la autogestión.

Gilda Carletti @GildaCarletti // Lunes 05 de diciembre de 2016 | 19:43

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Todos los ganadores de la entrega realizada en noviembre en el Paseo La Plaza. (Fotos: Agustina Jaurena)

Cuando nos escuchamos entre los nominados por Medios Autogestionados, me dio un escalofrío en la garganta”, detalló el editor de Revista 27, Cristian Maluini, sobre su experiencia en la 29ª edición de los Premios Estímulo de Tea y Deportea. Si bien el galardón de esa terna quedó en manos de la periodista Julia Mengolini por Futurock.fm, la sensación descripta por Maluini recorrió la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza en varios momentos de la ceremonia llevada a cabo el 1 de noviembre.

 

Todo comenzó en 1987. La escuela de periodismo TEA abría sus puertas a una nueva generación de inquietos comunicadores, era hora de enseñar pero también de reconocer. Carlos Ulanovsky, uno de los fundadores de la institución, consideró necesario valorar la trayectoria de aquellos profesionales que perseguían la ética, la pasión y el trabajo. De esta forma surgió el homenaje “Al maestro con cariño”. A su vez, pensó que era importante incentivar a aquellos jóvenes menores de 35 años que daban sus primeros pasos en el oficio con creatividad y esmero. Así, con el objetivo de “revelar a un no revelado”, nacieron los Premios Estímulo, galardones que anualmente definen únicamente profesores, alumnos y egresados de la institución.

 

Yo reniego de todos los premios, menos de los Estímulo”, confesó Mengolini, que también ganó en 2011 por su labor periodística en televisión. Ella está convencida de que las ternas son sumamente interesantes porque salen de lo común, de lo obvio, para enfocarse en lo rebelde, novedoso y alternativo. “Las demás premiaciones pasan a ser parte de un ‘establishment’ y el único que puede ganar ahí es Marcelo Longobardi, parece que no podemos habitar el mismo mundo”, ironizó la fundadora de Futurock.fm en el programa "Efecto Rockola" de TyD Radio.

 

Justamente, la radio autogestionada que lidera nació en diciembre de 2015, luego de que la periodista y todos los integrantes de la programación vigente fueran desvinculados de Nacional Rock a raíz del cambio de gobierno. Mengolini se mostró orgullosa por el esfuerzo y la valentía que demandó este proyecto colectivo: “Nos aventuramos a abrir un medio en un año en el que cerraron muchos”, planteó y comparó: “Es como el que abrió una fábrica en 2002”.

 

 Mengolini agradece el reconocimiento a Futurock.fm

 

En la línea de la autogestión, el medio deportivo Un metro adelantado fue también premiado con un Estímulo. Roque Colombo, uno de sus integrantes, destacó el valor del trabajo en equipo que conlleva el proyecto y la noble causa que persigue: hacer reír. “Como dijo (Roberto) Fontanarrosa alguna vez, no queremos un premio Nobel, con que venga alguien y nos diga que se rió con lo que escribimos estamos más que estimulados”, sostuvo.

 

Fue un mimo al alma”, reconoció Ezequiel Boetti, premiado por su labor en el diario Página/12. El también docente conversó con Publicable en un aula de TEA, uno de sus lugares de trabajo. Era la tercera vez que el joven comunicador se encontraba nominado: como dice el refrán, ésta fue la vencida. “Uno se termina aferrando a estos reconocimientos espirituales para sobrellevar los problemas laborales que genera la situación del periodismo en el país”, explicó Boetti.

 

Emilia Erbetta ganó por su tarea en la revista Brando. Profesora de Redacción en el primer año de TEA, analizó la situación del periodismo: “Muchos de los que fuimos nominados somos colaboradores, eso da cuenta de que el ‘freelancismo’ cada vez pisa más fuerte”. Asimismo destacó el valor del voto de alumnos, egresados y profesores por su heterogeneidad y porque escapa del voto "corporativo". Por último, remarcó la importancia de estimular el trabajo duro, de investigar y hablar sólo de lo que se sabe, sin especular ni subestimar al lector.

 



El equipo de "Un metro adelantado"

 

Florencia Halfon Laksman es columnista del programa “No somos nadie” en FM Metro desde 2013, labor que le permitió a esta egresada de TEA ganar su primer Estímulo. “Me pasó algo que hace tiempo veo que sucede a otros”, se sinceró Halfon, para quien este reconocimiento representa una doble satisfacción porque en el último año de su carrera tuvo muchos cuestionamientos respecto de la institución. La joven periodista tiene una vasta trayectoria en los medios y sabe que lo más importante de su trabajo es lo que tiene para contar y, por supuesto, que ese mensaje llegue a alguien. “Nuestro oficio tiene un poder único: el de ayudar a mucha gente cuando se le acerca información a la que de otro modo no tendría acceso”, opinó.

 

El esfuerzo y las ganas que ponemos fueron las claves para ganarlo”, reflexionó Ian Tandeitnic, uno de los líderes del programa de radio Ataque Futbolero, sobre el triunfo del equipo en el rubro Producción Periodística. Si bien el proyecto existe desde hace tres años en redes sociales, su llegada al éter se dio recién en 2016. Por ese motivo, el premio resultó un incentivo fundamental para continuar y crecer de cara al futuro: “Hay que aprovecharlo, nos suma, sobre todo al currículum”.

 

El periodista deportivo Martín Altberg también estuvo nominado en las últimas ediciones sin mucha suerte. Por eso, cuando su nombre sonó en la terna Tarea Periodística en Radio se llevó una gran sorpresa. “Tengo una trayectoria corta y hasta me incomoda recibir un premio”, admitió el integrante de ESPN 107.9 FM. Para él, el Estímulo tiene un valor adicional porque es entregado por "entendidos en la materia". Altberg sostuvo que el esfuerzo y la dedicación fueron clave para lograr sus objetivos. “¿Si el contexto es duro para el ámbito periodístico? Tengo 34 años y todavía no encontré nada que no lo sea en este país”, opinó.

 



La producción de Ataque futbolero

 

Es importantísimo que una agencia de noticias que ya no existe más, y cuyo archivo fue vaciado después del cambio de gobierno, haya sido premiada”, manifestó Florencia Alcaraz, galardonada en la terna Medios Digitales por su trabajo en Infojus Noticias, plataforma en la que se especializó en temas de género y violencia institucional. “En este momento no tengo trabajo fijo y el contexto es más hostil, pero este tipo de premios estimulan, precisamente, a seguir apostando por el periodismo de calidad”, reflexionó antes de aconsejar a sus colegas que aprovechen el desarrollo de las nuevas tecnologías como posibilidad para mostrar sus publicaciones.

 

Roberto Parrottino trabaja desde 2010 en Tiempo Argentino. Si bien fue nominado tres veces en los premios Estímulo, esta vez logró obtener uno por su tarea periodística en el contexto de vaciamiento y huida empresarial de Tiempo. “Aunque hacer lo que te gusta, de movida, es una motivación, el desafío a corto plazo es que respeten los derechos laborales básicos”, sostuvo, y razonó: “A veces pienso que por aquello que dijo Gabriel García Márquez de que el periodismo es el mejor oficio del mundo, nos olvidamos de que somos trabajadores”.

 

En el desempeño de su oficio, un comunicador se enfrenta con innumerables obstáculos y conflictos. “Busquen la excelencia, la ética de los grandes maestros que quedan y deben ser nuestro faro”, estimuló a sus colegas Javier Lanza, vencedor en su terna por la labor en Pasión Fútbol. Los Premios Estímulo siguen siendo un aliciente para aquellos jóvenes que deciden embarcarse en la comprometida y apasionante carrera periodística.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter