Cultura • Cobertura

"La gente lee para no estar sola"

En el marco de una nueva velada de La Noche de Los Museos, se presentó la sexta edición del libro “Yo te cuento Buenos Aires”, impreso y distribuido de manera gratuita por la Legislatura porteña. Publicable estuvo presente y dialogó con una de las organizadoras y dos de las autoras.

Martín L. Tiscornia @martintiscornia // Lunes 31 de octubre de 2016 | 19:18

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Yo te cuento Buenos Aires se reparte en las cárceles”, destaca Michelesi, a la derecha de la imagen, junto a Arcioni -centro- y Alemano.  (Fotos: M. Tiscornia)

Próximamente, a través de las redes sociales y la web de la Legislatura, se darán a conocer las bases y condiciones para participar de la 7° edición.

Ofelia Michelesi, creadora de “Yo te cuento Buenos Aires”, llega un rato antes de las 20 a la Legislatura porteña y se ocupa de que todo esté en condiciones. El proyecto que impulsó con Adriana Romano ya lanzó su sexta edición y ya circuló por el exterior: "Repartimos por todo el mundo a pulmón", cuenta antes de empezar a repartir ejemplares a los presentes. Cecilia Alemano (recibió una mención de honor) y Josefina Arcioni (premiada con el tercer puesto) son dos de las tantas autoras que hicieron parte del libro y, junto con Michelesi, compartieron sus sensaciones con Publicable. 

 

-¿Qué es “Yo te cuento Buenos Aires”? 

-Es un concurso literario para escritores noveles, que no hayan publicado jamás. Es muy complicado insertarse en el mundo editorial. La idea es que tengan un espacio, darles un espaldarazo. Es una plataforma de lanzamiento. Yo escribo “¿Por qué hablamos como hablamos los argentinos?”, que está dirigido a turistas. Entonces hay un mapa de la Ciudad con todos los barrios. Otra de las condiciones de publicación es que el cuento debe desarrollarse o mencionar un punto o barrio de la Ciudad. Todos los cuentos tienen un mapita para que los turistas conozcan más de la Ciudad. Al final del libro hay un glosario de ‘Argentinismos’ pasado al español neutro, citando a un escritor conocido para que explique cómo se utiliza ese término, que también lo escribí yo.

 

-¿Cómo surgió? 

-De una charla que tuve con Adriana Romano. Golpeamos puertas, lo contamos e interesó.

 

-¿Por qué un libro? 

-Porque los libros no se tiran. Lo podés llevar en un viaje. Se pasa de mano en mano. La gente lee para no estar sola. Un libro te acompaña.

 

-¿Dónde se distribuyen los ejemplares? 

-Se distribuye gratuitamente en gacetas de turismo, bares notables, bibliotecas públicas, las cárceles y la Feria del Libro.

 

-¿A qué países llegó? 

-Adriana (Romano) hace poco se fue a París y se llevó infinidad de libros para repartir. También fue a Bilbao y llevó muchos ejemplares para una convención de escritores. Yo tengo un hijo que vive en Málaga y siempre le doy libros para que reparta en el Museo de Picasso, en La Casa de Picasso. Repartimos por todo el mundo a pulmón. “Yo te cuento Buenos Aires” sigue recorriendo el mundo. En 2014, a cien años del nacimiento de Cortázar, Adriana fue hasta el cementerio en donde está enterrado y dejó un ejemplar sobre la lápida. Un tiempo después apareció en YouTube un video en el que recorren los lugares por los que anduvo Cortázar, termina en el cementerio y aparece el libro, sin la tapa, con la escritura que le habíamos dejado. Fue muy fuerte. Un ejemplar llegó hace varios años a La Torre de Babel (Babilonia), cuando Marta Minujín fue a hacer un trabajo ahí.

 

-¿Cuál fue la opinión de los turistas? 

-Les gusta, aunque les interesa más el diccionario. Se enganchan.

 

-¿Y la de los argentinos del interior del país? 

-Vienen muchas personas del interior a la ceremonia de premiación.

 

-Si tuvieras que destacar varios cuentos, ¿cuáles eligirías? ¿Por qué? 

-Los que fueron premiados. Porque son los más pícaros y divertidos. Hay varios estilos,pero son los que más me gustan. El de Nicolás Chiesa (tercer puesto) es simpático.

 

-¿Esperabas con Adriana que “Yo te cuento Buenos Aires” tenga tanto crecimiento, impacto y repercusión? 

-La verdad no. La primera edición tuvo muy buen nivel. Si no tuviera repercusión, no llegarían tantos cuentos.

 

-¿Hubo devoluciones de algún legislador?  

-Sí, de Santiago de Estrada, que en la primera edición hizo un prólogo y un comentario sobre algunos cuentos. Los legisladores ven que tiene éxito porque, cuando hay alguna charla, los salones se llenan.

 

 

Alemano: “Yo quería que me publicaran”

 

-¿Qué es “Un labial rojo”? ¿Qué te llevó a escribirlo? 

-Es una serie de escritos separados que fui escribiendo en mi blog hace diez años, que tienen que ver con una historia de amor. Es autoficción, digamos. Yo había participado en una edición anterior pero sin suerte y, cuando supe de esta nueva, decidí citarlo en Buenos Aires. Le di forma de cuento a todos los relatos en forma cronológica.

 

-¿Qué sentiste cuando quedaste preseleccionada y luego, cuando tu cuento formó parte del libro?  

-Mucha emoción. Lo hice con mucha ilusión. Además, esa historia de amor era real, había tenido un final no del todo felíz y todo eso era muy reciente. Era como darle un cierre simbólico a todo esto. Fue una felicidad total. Yo quería que me publicaran, no me importaba recibir un premio. Nunca había publicado ficción en papel. Me dedico al periodismo hace más de 15 años. Firmé muchas notas pero nunca había escrito ficción en papel. Quería algún reconocimiento y recibí una mención de honor. Fue súper estimulante. Que el libro circule me da ánimo. Son momentos únicos. Era lo que yo quería.

 

-¿Tenés previsto seguir escribiendo? 

-Sí. Estoy por sacar un libro con un compilado de las mejores frases de mi hijo de tres años, que ya son medio famosas en Facebook. También voy a convertir mi blog en libro, que tiene diez años y muchas lectoras que piden el libro, así que tengo que darle forma.

 

-¿Qué consejos les darías a quienes dan sus primeros pasos en la escritura y/o no se animan a mandar sus escritos? 

-Al principio sentía que no tenía sentido escribir en un blog, pero siguen siendo un espacio muy genuino que te permite una instantaneidad que el Word o el cuaderno no. Hoy, en retrospectiva, le doy mucha más valor a esa continuidad de diez años escribiendo en un blog. Aconsejo nunca dejar de escribir, aunque sea algo chiquitito.

 

Arcioni: “El premio fue que sea publicado”

 -¿Qué es “Sánchez”? 

-Es un personaje de ficción un poco fantástico. Trabaja en una sastrería y está presente en la inauguración del subte A. Le sugieren que se lo tome, él medio dudoso se lo toma, se transforma en “Vizcacha” y se queda viviendo en los túneles.

  

-¿Qué sentiste cuando el cuento fue premiado con el tercer puesto? 

-Fue un mimo gigante el haberme enterado que el cuento iba a ser publicado. El día de la presentación del libro, cuando todos los escritores vinimos a la Legislatura, nos enteramos que había algunos cuentos que habían sido premiados. Fue mucho más lindo el haber recibido un premio, pero el mejor premio fue haberlo publicado.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter