Perfiles • Juegos Olímpicos - Perfil

El petiso del equipo

Alexis González mide 1.84, pero en el vóley su estatura es una desventaja. Pero como líbero brilló en Europa y en la Selección. A los 31 años va por una medalla en Londres.

N. Palaoro // Sábado 14 de julio de 2012 | 00:45

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Alexis González y la camiseta que heredó de Pablo Meana.

 

Alexis Rubén González, con 31 años, es uno de los jugadores más experimentados del equipo argentino de vóley. Su debut con el seleccionado se produjo en el año 2002 y lleva disputados más de 70 partidos con la albiceleste.

 

Su metro ochenta y cuatro de altura lo pone en desventaja respecto de un deporte en el que predominan los gigantes. Pero sus reflejos y su gran recepción lo hicieron llegar a competir en el primer nivel europeo desde el año 2006, donde recibió el premio al mejor receptor de la Liga de Campeones, galardón que también obtuvo al año siguiente, además de lograr la mejor clasificación de la historia-sexto puesto- de su equipo en ese momento, Son Amar Palma de Mallorca, de España.

 

González admite ser un fanático del fútbol. Cuando era chico repartía los fines de semana jugando los sábados al vóley y los domingos al futsal en el Club Muñiz. Al decidirse por el vóley pasó al Club San Miguel, hasta llegar en el 94 al club donde haría su debut en primera en 1999, River Plate. Allí jugó hasta el año 2003, cuando se fue transferido al Son Amar Palma de Mallorca, club donde logró ganar tres Ligas de España, dos Copas del Rey y dos Supercopas de España.

 

Posteriormente se fue a uno de los mejores clubes europeos, el Dínamo de Moscú ruso. Jugó tan solo una temporada y se fue al Tours Volley-Ball, de Francia, donde ganó dos Ligas de Francia y dos Copas de Francia

 

En el equipo francés le tocó suceder nada menos que a Pablo Meana, uno de los mejores líberos que tuvo la selección. Ambos compartieron equipo en la Selección y forjaron una gran amistad de la que Alexis González dice haber aprendido muchísimo, tanto en el aspecto deportivo como en lo psicológico.

 

Otro gran maestro para el armador argentino es Marcelo Méndez, entrenador que lo llevó a España para jugar en Son Amar y quien, según sus propias palabras, le “enseñó a jugar al vóley”.

 

 Alexis Rubén González, con 31 años, es uno de los jugadores más experimentados del equipo argentino de vóley. Su debut con el seleccionado se produjo en el año 2002 y lleva disputados más de 70 partidos con la albiceleste.
 Su metro ochenta y cuatro lo pone en desventaja respecto de un deporte en el que predominan los gigantes. Pero sus reflejos y su gran recepción lo hicieron llegar a competir en el primer nivel europeo desde el año 2006, donde recibió el premio al mejor receptor de la Liga de Campeones, galardón que también obtuvo al año siguiente, además de lograr la mejor clasificación de la historia-sexto puesto- de su equipo en ese momento, Son Amar Palma de Mallorca, de España. 
 González admite ser un fanático del fútbol. Cuando era chico repartía los fines de semana jugando los sábados al vóley y los domingos al futsal en el Club Muñiz. Al decidirse por el vóley pasó al Club San Miguel, hasta llegar en el 94 al club donde haría su debut en primera en 1999, River Plate. Allí jugó hasta el año 2003, cuando se fue transferido al Son Amar Palma de Mallorca, club donde logro ganar tres Ligas de España, dos Copas del Rey y dos Supercopas de España. Posteriormente se fue a uno de los mejores clubes europeos, el Dínamo de Moscú ruso. Jugó tan solo una temporada y se fue al Tours Volley-Ball, de Francia, donde ganó dos Ligas de Francia y dos Copas de Francia. 
 En el equipo francés le tocó suceder nada menos que a Pablo Meana, uno de los mejores líberos que tuvo la selección. Ambos compartieron equipo en la Selección y forjaron una gran amistad de la que Alexis González dice haber aprendido muchísimo, tanto en el aspecto deportivo como en lo psicológico. 
Otro gran maestro para el armador argentino es Marcelo Méndez, entrenador que lo llevó a España para jugar en Son Amar y quien, según sus propias palabras, le “enseñó a jugar al vóley”.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

Luciano De Cecco anticipa los Juegos de Londres.

Facebook

Twitter