democracia • 30 años

El comienzo de una gran historia

El nacimiento del Seleccionado de fútbol para ciegos, que viene haciendo historia desde 1991.

Jésica Melo y Agustín López // Jueves 10 de octubre de 2013 | 20:20

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Los Murciélagos ganaron 2 campeonatos americanos, 2 campeonatos mundiales y dos medallas paralímpicas (bronce y plata).

El seleccionado de fútbol para ciegos se conformó por primera vez en 1991. Pero, desde mucho antes, ya se estaba jugando. Al principio, surgió como un dilema: las personas no videntes tenían ídolos, escuchaban los partidos, pero no se animaban a jugar; y en el caso que lo hacían, los accidentes eran la moneda corriente de cada “picadito” que se armaba. Esta problemática fue vista por Enrique Nardone, un profesor de educación física del “Instituto Román Rosell”, en San Isidro. El fue el responsable e impulsor de que las personas con estas discapacidades tengan su oportunidad.

 

Luego de idas y vueltas, de la negación de la gente para con este deporte, todo marchó muy bien. Los chicos tenían muchas ganas de jugar. Por esto, en 1991, nació el primer seleccionado argentino de fútbol para ciegos, posteriormente apodados como “Los Murciélagos”. Nardone fue su primer director técnico; y lo hizo hasta el 2004, cuando decidió dejar el cargo por cambios federativos. Luego entrenó al primer conjunto de fútbol sala para no videntes en River Plate.

 

El principal problema era el dinero. En sus comienzos, era plata del bolsillo de cada uno de los participantes. Pero luego que ganaron reconocimiento, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), les daba la indumentaria necesaria. Más tarde empezaron a llegar los sponsors y, también, cada jugador comenzó a tener una beca. Entonces, se puede decir que se puede comparar con cualquier deporte de alto rendimiento.

 

Uno de las personas que más se animaba a jugar, y más habilidad tenía para hacerlo, era Silvio Velo, el mejor jugador del mundo. El fue el creador del apodo “Murciélagos”. Surgió en la final que disputaban en el 2002 en Río de Janeiro. “Las Leonas” (seleccionado argentino de hockey sobre césped), habían ganado el campeonato mundial en Sidney. Cuando Velo se enteró del resultado, dijo: “Ahora vamos nosotros, los murciélagos”. Y ahí quedó para siempre.

 

No tienen el reconocimiento que deberían, pero “Los Murciélagos” tienen con que agrandarse y con que sentirse orgullosos. Fueron campeones del mundo en dos ocasiones (en 2002 y 2006), obtuvieron dos medallas en los Juegos Paralímpicos (plata en Atenas 2004 y bronce en Beijing 2008) y dos campeonatos americanos (en 1999 y en 2005).

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter